Las superficies de energía baja como los plásticos son difíciles de pegar, las gotas de tinta se escurrirán por la superficie.
¿Cómo se puede ver el futuro con una bola de tinta?

¿Cómo se puede ver el futuro con una bola de tinta?

La tensión superficial determina la firmeza con la que la cinta adhesiva se pega a la superficie. La «prueba de la tinta» lo muestra.



¿Por qué la misma cinta adhesiva no se pega con la misma fuerza en diferentes superficies? Es todo una cuestión de energía de superficie y energía de tensión. La prueba de la tinta y la información necesaria ayudan a determinar lo bien que un adhesivo se aferra y se pega a una superficie.

Superficies: Tensión y energía

Tensión superficial de las moléculas de agua
Tensión superficial de las moléculas de agua

Tensión superficial y energía de superficie son dos cosas diferentes. Te lo puede imaginar muy fácilmente: En un líquido las moléculas se mueven en todas las direcciones y las fuerzas intermoleculares se neutralizan por completo las unas a las otras. En una superficie esto es diferente: aquí las fuerzas intermoleculares actúan desde arriba, las moléculas van al interior, al líquido.

Se forma una «piel» en el exterior, que se mantiene compacta en el aire por la tensión superficial. La tensión superficial es el motivo por el que los líquidos quieren mantener su superficie lo más pequeña posible. Por ello las gotas de tinta pueden asumir la forma perfecta de una bola. En cambio, la energía de superficie es la cantidad de energía necesaria para romper los enlaces y para que aparezca una nueva superficie. Ambos términos se usan a menudo como sinónimos para los líquidos.

read more

Energía alta, fijación fuerte

Sobre superficies de energía baja los líquidos se mantienen en forma de bolas. Sobre superficies de energía alta los líquidos fluyen uniformemente, lo que significa: este es un buen sitio para pegar.
Sobre superficies de energía baja los líquidos se mantienen en forma de bolas. Sobre superficies de energía alta los líquidos fluyen uniformemente, lo que significa: este es un buen sitio para pegar.

La energía de superficie de un material decide lo bien que una cinta adhesiva se va a pegar a él. En principio lo siguiente es válido: Cuanto más alta sea la energía de superficie de un material, mejor será la cinta adhesiva o mejor se pegará el adhesivo a él. Esto es debido a que la energía alta de superficie asegura que el adhesivo pueda formar una nueva superficie rápidamente y así fluir ampliamente por la superficie. Un pequeño «truco» para medir la energía de superficie es la prueba de la tinta. Esto es tan sencillo como concluyente: En las superficies con alta energía de superficie la tinta discurre uniformemente; por lo tanto el adhesivo se pegará a ellas con facilidad. En el caso de superficies con una baja energía de superficie, las gotas de tinta seguirán siendo bolitas y se escurrirán. El adhesivo no se pega tan bien a estas superficies.

Un pico en la bola de tinta

Así es como podrás ver el futuro con una bola de tinta: Medir la tensión superficial será útil si no conoces bien las propiedades de la superficie que quieres unir. La prueba de la tinta sobre la tensión superficial es una herramienta fiable en este tipo de situaciones ya que el test se puede realizar con rapidez y facilidad. Y lo mejor es: también podrás medir sin problema alguno la tensión superficial en casa. Lo único que debes hacer es aplicar gotas de tinta sobre una superficie y observar si las gotas se forman o disuelven. Esto es un indicador de que el adhesivo también se comportaría de manera similar: fluyendo ampliamente por la superficie o no.

¿Dónde es mejor adherir?

Las superficies de energía baja como los plásticos son difíciles, las gotas de tinta se escurrirán por la superficie. Lo mismo se puede decir del adhesivo. Las superficies de energía baja como los materiales sintéticos son todo un desafío, por ejemplo. Si eliges una cinta adhesiva menos adecuada, se despegará con más facilidad. Se consideran superficies difíciles con propiedades adherentes pobres el polietileno (PE), poliestireno (PS), politetrafluoroetileno (PTFE), polipropileno (PP), silicona o recubrimientos de polvo.

En cambio, hay materiales con superficies de energía alta. El adhesivo se pega muy bien a ellas. El adhesivo se distribuye amplia y uniformemente sobre la superficie. Las superficies de energía alta incluyen acero, aluminio, cloruro de polivinilo (PVC) y policarbonato (PC). El adhesivo se pega a ellas con fiabilidad y facilidad.

Pero también hay soluciones para todo aquel que quiera fijar el adhesivo a superficies de baja tensión superficial. El resultado de la medición no es decisivo para la fijación adhesiva que resulte, pues la tensión superficial se puede modificar fácilmente con una imprimación. Esta incrementa químicamente la energía de superficie y asegura una buena adherencia del adhesivo. Por cierto: limpiar y desengrasar una superficie a conciencia a menudo produce milagros. La energía de la superficie también se modifica aquí.

read more

¿No es redondito? ¡Perfecto!

En esencia, la prueba de la tinta sobre la tensión superficial nos dice sobre todo una cosa: Si el adhesivo no se quiere convertir en bolitas microscópicas lo más rápidamente posible, si se dispersa bien, y si no está «redondito» sobre la cinta adhesiva, entonces habrás encontrado el compañero ideal para la superficie que quieres pegar.