tesa® TACK Almohadillas adhesivas de color

Las almohadillas adhesivas de color tesa® TACK son almohadillas doble cara con una alta resistencia adhesiva para fijar objetos ligeros de un modo decorativo.

  • Fijación de objetos ligeros
  • Decoración de regalos
  • Ideal para fijación de fotos, postales y dibujos

N.º de pedido:
Colores:
Comprar ahora


Características principales

  • Fijación de objetos ligeros
  • Decoración de regalos
  • Ideal para fijación de fotos, postales y dibujos

Descripción del producto

Las almohadillas adhesivas de color tesa® TACK son almohadillas adhesivas de colores y de doble cara en distintas formas – círculos, rectángulos de esquinas redondeadas y flores. Las almohadillas de gran fuerza adhesiva pueden fijarse con facilidad 1 y ser retiradas casi sin dejar residuos, para ser reutilizadas sin problema. Tanto si se pegan sobre o bajo papel, siempre garantizan que las fotos, imágenes y otros objetos ligeros se mantendrán en su sitio con seguridad. Las innovadoras y decorativas almohadillas adhesivas están disponibles en dos colores y son muy llamativas. Son populares entre jóvenes y adultos por igual, y son una inteligente y acogedora alternativa a los métodos de fijación convencionales.

Productos relacionados

Almohadillas adhesivas de colores – el diseño al encuentro de la función

Con las almohadillas adhesivas de color tesa® TACK, tesa® amplía su gama de soluciones adhesivas decorativas y ofrece a niños, adolescentes y jóvenes la posibilidad de añadir color a superficies lisas y sólidas. Sin embargo, el color no es lo único importante, las formas son importantes también. Cuando se combinan, dan como resultado un diseño que promete variedad. Como es habitual en productos inteligentes, el diseño sigue a la funcionalidad. Al igual que las otras soluciones innovadoras adhesivas de la familia tesa® TACK, las almohadillas adhesivas de colores tienen una fuerza de adherencia excepcional.


Fácil procesado y retirada sin dejar rastro

Las almohadillas adhesivas de color tesa® TACK son almohadillas diseñadas inteligentemente que pueden pegarse rápida y fácilmente. No se requieren más recursos o herramientas para la unión, lo que las distingue claramente de otros métodos de fijación como chinchetas, imanes o clavos. Y mientras que los clavos dañan la superficie, las almohadillas adhesivas se pueden quitar fácilmente y con casi ningún residuo.

Nota: La superficie debe estar limpia, libre de polvo, seca y sin grasa para obtener el máximo rendimiento del adhesivo. Su uso sobre superficies porosas y sensibles, como conglomerado de madera o yeso no está recomendado.