Ahorro de energía con tesa
Ahorro de energía

Ahorro de energía

En un hogar hay «devoradores de energía» por todas partes. El calor es más probable que se escape a través de paredes exteriores no aisladas, tejados o las plantas bajas de los pisos, mientras que el aire frío de fuera entra a través de pequeñas grietas en las ventanas así como por las puertas de entrada y de las terrazas, lo que genera más gastos en calefacción. Normalmente hay muchas posibilidades de ahorrar según cómo configures previamente la calefacción y cómo airees tus habitaciones. Aquí aprenderás a reducir tus gastos energéticos con facilidad con los productos de ahorro energético de tesa. Es más, te mostraremos otras maneras de ahorrar energía en tu hogar.



El aislamiento térmico: la base para ahorrar dinero de manera efectiva

Ahorra energía aislando ventanas
Ahorra energía aislando ventanas

Si tu hogar no se construyó con la tecnología más avanzada, probablemente haya muchas maneras de ahorrar energía. Un hogar de bajo consumo hoy en día consume solo el 20 % del combustible para calefacción que lo que consumía un hogar construido en la década de 1960. La principal razón para este ahorro tan considerable es el correcto aislamiento térmico. Un buen aislamiento térmico es decisivo para ahorrar energía. Un mal aislamiento hace que la cara energía de la calefacción se evapore.

El área de detrás de los radiadores normalmente es responsable de una gran pérdida de energía. Por eso es importante que le eches un vistazo a la lámina reflectora tesa®, que devuelve el calor a la habitación.

global.read_more

Aislamiento de puertas y ventanas: sencillo y efectivo con tesamoll®

En especial las casas más viejas aún tienen puertas y ventanas que son verdaderos «devoradores de energía». Esto es válido en especial para puertas y ventanas de madera o ventanas con vidrio sencillo. La madera se altera con el tiempo, se forman pequeñas grietas que permiten que el aire frío entre sin problema alguno dentro de su hogar. Para continuar teniendo una temperatura agradable dentro, será necesario un mayor aporte de energía. Si cambiar todas las puertas y ventanas es demasiado caro, podemos ofrecerte dos opciones inteligentes para conseguir en un instante un ahorro considerable. Nuestros productos de ahorro energético como nuestra cinta de aislamiento para ventanas hacen que esto sea posible.

Por un lado, encontrarás varias productos aislantes tesamoll®en nuestra gama para mantener las corrientes de aire fuera de casa de manera fácil y rápida. Puedes elegir entre perfiles de goma y tiras aislantes de goma espuma. La elección del producto dependerá del ancho de la grieta que debas sellar así como de la durabilidad y calidad deseadas. Por otro lado, también ofrecemos la película aislante para ventanas tesamoll® Thermo Cover que también disminuye la pérdida de energía. Con nuestra calculadora de ahorro energético podrás saber cuánta energía puedes ahorrar con nuestros productos ahorradores de energía de tesamoll®. ¡En condiciones óptimas es posible ahorrar hasta un 40 % de energía!

Forma de comprobar tus ventanas: Introduce una hoja de papel entre la ventana y el marco, si el papel se puede sacar con facilidad el sellado es insuficiente. Repite esta prueba en varios lugares. Si enciendes una vela y la colocas delante de la ventana también podrás detectar los puntos permeables. Esta prueba es más fácil si hace frío o viento.

global.read_more

Otras formas de ahorrar energía en tu hogar

Velas frente a una ventana aislada en invierno
Velas frente a una ventana aislada en invierno

Ventilar las habitaciones de la forma correcta…

  • Ventilar rápidamente: Dejar la ventana parcialmente abierta y salir, en especial durante los meses de invierno, no es una buena idea ya que tu hogar se enfriará. En lugar de eso, es mucho mejor hacerlo de manera intensa, por ejemplo, abrir las ventanas por completo dos o tres veces al día.
  • Ventilación adecuada: En invierno, ventilar de dos a tres veces al día de 5 a 10 minutos y en primavera y otoño de 15 a 30 minutos.
  • La ventilación adecuada: No todas las habitaciones necesitan la misma ventilación. Los dormitorios y las habitaciones de los niños es mejor ventilarlos nada más levantarse por la mañana. La cocina y el cuarto de baño requieren aire fresco más a menudo debido a la elevada humedad.
  • La ventilación en general: La ventilación es absolutamente necesaria en invierno porque las paredes no pueden «respirar». Y sin ventilación la humedad no se puede eliminar. El resultado: la formación de moho.

                                                                                                                                    

Calentar de la manera correcta...

  • Ten presentes las temperaturas recomendadas: dormitorio (16-18 °C), escaleras y pasillos (14-15 °C), cocina (18 °C, por la noche: 14 °C), salones (20 °C, por la noche: 14 °C) y cuartos de baño (23 °C, por la noche: 14 °C). Disminuir la temperatura un grado representa una reducción del 6 % en los gastos de calefacción.
  • No bloquees los radiadores con muebles.
  • Aísla la pared detrás del radiador
  • Libera aire del radiador cuando oigas ruido de gorgoteo.
  • No fijes la temperatura del agua caliente por encima de los 60 °C. Aísla las tuberías del agua caliente.
  • Cierra cortinas y persianas para que se pierda menos calor.
global.read_more