Los procesos de desarrollo de tesa se basan en tres principios básicos: desarrollo de componentes, desarrollo de procesos y desarrollo de productos.
Investigación y desarrollo

Investigación y desarrollo

La innovación es la base de nuestro éxito y el motor que impulsa el crecimiento dinámico de la empresa. Los 200 empleados de I+D de tesa en sus propios laboratorios en Alemania, Estados Unidos, Japón, Singapur y China trabajan constantemente en la transformación de ideas innovadoras en nuevos productos, aplicaciones y soluciones de sistemas y en la mejora de los productos existentes. Cada año, tesa solicita patentes para una media de 70 nuevos desarrollos.



Iconos_I+D

Innovaciones

Nuestro éxito es solo tan grande como las ventajas de nuestros productos. Trabajamos constantemente en nuevas soluciones que ayuden a nuestros clientes a organizar sus procesos de trabajo con mayor eficacia.
Reforzamos nuestra posición como uno de los principales fabricantes mundiales de soluciones adhesivas, reconociendo las necesidades y deseos de nuestros clientes y reaccionando de forma flexible ante las necesidades específicas y las tendencias del mercado.
Logramos casi la mitad de nuestros ingresos de ventas totales con los productos que hemos lanzado al mercado en los últimos cinco años. El hecho de que nuestra empresa cuente con un poder tan grande para innovar es importante desde el punto de vista estratégico.
Nuestro desarrollo de nuevos componentes de cinta adhesiva y plataformas tecnológicas asegura nuestro crecimiento y nuestra competitividad a largo plazo, y nos allana el camino para entrar en nuevos mercados. El trabajo de investigación que llevamos a cabo en nuestros laboratorios es solo una parte del proceso de innovación.
Tenemos en cuenta los aspectos económicos y técnicos, analizamos el potencial de mercado y examinamos las cuestiones medioambientales. Uno de nuestros principales objetivos es eliminar o reducir considerablemente el uso de disolventes en nuestros procesos de producción.
Los procesos de desarrollo de tesa se basan en tres principios básicos: desarrollo de componentes, desarrollo de procesos y desarrollo de productos. Solo una cooperación estrecha entre las tres divisiones puede garantizar un proceso de innovación exitoso.

Tres disciplinas diferentes, un único objetivo común